Desarmado

portada-desarmado-marco-200dpi

ELEGÍA PARA UNA TIERRA SIN NOMBRE

 

Desarmado, poemario mínimo, canto a un país extinto. Versos que preguntan ante la sin razón de la violencia. Con fotografías de Max Villanueva y Ana Paula Sánchez-Cardona.

 

Río grande río bravo
partes el desierto en dos.
No sé si seguir tu corriente
o resistir la inercia.



 

des_1_APS

CANTO I

 

 

El regreso es tan sólo eso

volver a presenciar el fuego y la sangre

el terror y el absurdo.

Tierra prometida

vértigo de Colón

sigues escupiendo miedo y devorando lava.

 

Nada es suficiente para ti

has visto la promesa de la civilización

aquella ilusión que el viejo mundo proyectó en ti

y por ti eres indomable

la dimensión de tu horizonte no tiene límite

nada vieron que pudieran haber concebido antes.

Nada pudieron ofrecerte.

Tú no les has recompensado.

 

Tierra sangrienta

devora a tus hijos

degolla el suspiro

dispara en el gesto

desoye mis palabras.

 

Tierra olvida mi rostro.

Niégame el nombre

no permitas que llore ante tu nobleza salvaje

no permitas que me incline

y ofrezca mi cabeza.

El ganador merece entregar su corazón

tomar el palpitante órgano

regar con éste tu suelo y dar de beber a la hierba.

 

Inútil ritual

belleza para los ciegos

de nada ha valido la ofrenda.

 

Foto: Ana Paula Sánchez-Cardona